EL CIRCO DE LOS MENDICANTES


ESTRENO (RE)
[Ah, ya fue.  Ya fue.]

Estaba llegando tarde, con lo que me irrita.  Y no me acordaba los textos, se me mezclaban, a decir verdad; y eso es bastante poco profesional (de todas formas, etc.).  Apenas si alcancé a saludar a alguien y me encerré en el baño para cambiarme y esperar mi entrada.
Después, después... después me gusta.  
En un salón donde se aglomera un gentío importante los personajes se regodearon en su propia miseria  y bla bla bla.  A veces intentamos escaparnos de determinadas miserias que nos aquejan o nos convocan o nos tocan en suerte o en las que nos zambullimos como campeones del mundo sin la menor idea de adonde se va a parar o no sé, yo no sé responder muchas cosas (de hecho vamos a partir de la base que respondo a mi nombre, y no siempre), y muchas veces logramos escaparnos, y algunas otras veces, mejor aún, logramos transformarla, a esa miseria digo.  Y aunque suene quizá paradójico, brindo por eso, por la capacidad de querer transformar, que siempre está, en algún lugar está, y sino de última la inventamos.

1·26.08.13-Fundación Aylen