Córdoba (o el final de la primera etapa)

Buscando nuevos horizontes desembarcamos con el Rocinante-Delorian en la ciudad de Córdoba, esperando el festival de Titiriteros Juglares de Cosquín.  Recorrimos infatigables las calles de dicha ciudad produciendo más sudor que otra cosa, la humedad fustigante, el calor agobiante... pero con buena compañía estamos bien, a veces no hace falta más.  Córdoba fue eso, el encuentro de titiriteros tambien.  Reencuentros.  
La casa de Carito y en consecuencia Carito, sumida en sus examenes pero siempre presta, dichosa dicharachera de rizos colorados que vuela con el puño en alto al subir por el ascensor.  Chas gracias...
La visita de Lu es Córdoba.  El reencuentro con los compañeros de Neuquén, es Cosquín.  Gaby, Gladis y Diego de la Tramoya, con quienes se platica bien y largo.  Gracias a ellos.
Cordoba, adiós.
Y así pegamos la vuelta momentaneamente, para recuperar un poco de energía y seguir rumbo.  En enero, será Tucumán con las muchachas de El Bis Reversible, luego Salta, Jujuy... luego... luego...